En algún momento del año, es necesario desconectarse de la rutina y hacer un crucero a Brasil: conocer paisajes increíbles, contagiarse el ritmo de la samba y conocer nuevos amigos en esta aventura carioca.

Brasil es un destino muy solicitado por todos los Argentinos debido principalmente a la facilidad de llegar al puerto de Buenos Aires y empezar las vacaciones en ese mismo momento. El abanico de posibilidades es muy amplio, dado que llegan desde cruceros grandes hasta barcos pequeños y de lujo. Las compañías que más parten de Buenos Aires son MSC, Costa, Norwegian, Celebrity y Princess, pero también hay otras como Silversea, Holland America, Regent, Seabourn y Oceania.

Los cruceros como MSC y Costa hacen reiteradas salidas desde Buenos Aires a Brasil, algunos llegando a Rio y otros más al norte como Salvador de Bahía. Pero además tienen un atractivo especial: La alegría contagiosa bien Argentina y Brasilera, donde las luces nunca se apagan. Son cruceros donde se cena tarde, se baila hasta la madrugada y siempre hay energía para seguir.

Además de las salidas tradicionales hay algunas temáticas, como por ejemplo la salida de “El Arte de Vivir”, que propone actividades relacionadas con el bienestar, la meditación y la relajación. Otra salida temática interesante es la del “Club de Amigos” de MSC, un programa destinado a los huéspedes que viajan solos. Ellos tienen la posibilidad de compartir cabina con huéspedes del mismo sexo. A bordo se organizan actividades para fomentar el relacionamiento entre quienes hayan solicitado formar parte del programa.

Por supuesto no puede faltar el famoso crucero de Carnaval, donde siempre hace una noche en Rio de Janeiro para aprovecharlo al máximo.

UN CRUCERO CONOCIENDO NUEVAS AMISTADES.

A pedido de los pasajeros, se organizó un grupo de mujeres que viajaban solas para compartir la experiencia de irse a Brasil. Mujeres que por varios motivos no tienen con quien viajar y al hacerlo en grupo, compartiendo cabina y acompañada por una coordinadora experimentada, hace que todo sea perfecto.

Así fue que se formo un grupo de 12 pasajeras que se unieron en la aventura de 8 noches a Brasil. Los destinos fueron: Rio de Janeiro, Ilhabela, Ilha Grande y Punta del Este.

Partieron rumbo a Rio, donde les esperaban dos días de navegación a puro ritmo. Mucha gente piensa que los días de navegación son aburridos. Lejos de eso, no alcanza el tiempo para hacer todo lo que uno quiere, entre todas las actividades que organiza el grupo de animación, los shows, bailes, pileta, jacuzzis, coctel con el capitán, cóctel privado del grupo y no nos olvidemos de las comidas.. se quedaron con un sinfin de actividades pendientes por hacer.

Luego de dos días de navegación llegaron a Rio, desembarcaron y ya las estaban esperando para una excursión al Cristo Redentor, para ser las primeras en llegar. De ahí a la playa a disfrutar un poco del mar y por último, un poco de shopping. Ya al final del día todas querían volver a su nuevo “hogar”, el barco, para relajarse en el jacuzzi y luego prepararse para una nueva cena, esta vez, de blanco por la fiesta temática organizada en la piscina central.

Al otro día les esperaba Ilha Grande, con sus playas paradisíacas donde simplemente bajaron y se subieron a una goleta que las llevo hacia Laguna azul, un lugar soñado para hacer snorkel y disfrutar de algo así como una “piscina” de mar. Al regresar, esa noche en el barco las esperaba la famosa “Fiesta Mediterranea”, todos vestidos con algo blanco, rojo y/o verde.

Al dia siguiente, en Ilhabela, decidieron hacer algo más tranquilo y recorrieron a pie la pequeña ciudad y luego descansaron un rato en la playa cerca del puerto. Fue un día más corto pero hermoso igual. A las 14 hs estaban nuevamente partiendo rumbo a Punta del Este. Esa noche, la “Flower Party” las recibió nuevamente en la piscina para bailar junto a las estrellas.

El clima en el barco era super agradable, había acompañado el buen tiempo, la buena energía, y así fue llegando al último día y última parada, en Punta del Este.

Aquí bajaron en las famosas “tender” nuevamente, y de allí fueron a la playa de “Los Dedos”. Este grupo de mujeres, que llegaron al puerto habiéndose conocido en una merienda y luego por whatsapp hasta el día del embarque, ya eran amigas intimas, planificando un nuevo viaje.

Así fue que se despidieron en su última noche, felices por lo compartido, con muchos recuerdos a cuesta, en su cóctel privado, y llegaron al otro día nuevamente al puerto de Buenos Aires, luego de vivir un viaje soñado, conociendo nuevas amistades, donde probablemente, sea el primero, de muchos nuevos viajes juntas.

CRUZANDO MARES: Especialistas en Cruceros
Av. Boulevard del Mirador 530, Of. 208 – Nordelta www.cruzandomares.tur.ar
Legajo 16625 Res. 166