Conocido como Afternoon Tea, el famoso té de las cinco británico es todo un manjar y una experiencia que todo aquel que planee viajar a Londres debería añadir a su to do list.

La tradición tetera londinense empezó en el siglo XVII, cuando el té de las indias empezó a llegar a los puertos del imperio. Primero fue una bebida de aristócratas pero pronto se popularizó entre las clases más humildes.

En el siglo XIX, la duquesa de Bedford pidió a su sirviente que le trajese sándwiches y algo dulce con el té de media tarde antes de la cena. Poco a poco, el servir algo de comer con el té de la tarde se fue convirtiendo en una costumbre y en una buena excusa para invitar a familiares y amigos a la hora del té, convirtiendo el té de la tarde en una ocasión para socializar.

Lo primero: a pesar de la legendaria puntualidad británica, el margen horario para la hora del té es relativamente amplio. Hoy en día el consumo de té en Inglaterra sigue siendo de lo más popular, y la realidad es que es de lo más normal tomar tazas de té prácticamente a todas horas durante el día, sin ninguna hora fija tanto en casa como en el trabajo. Pero el “te de las cinco” va desde las doce a las seis de la tarde.

El Afternoon Tea propiamente dicho consiste en una selección de finger sándwiches (sandwiches cortados en tiras) y una variedad de dulces servidos (que suelen incluir scones) en un stand de tartas de dos o tres niveles, obviamente con una tetera con té. Normalmente, en los salones de té o lugares más tradicionales, se sirve todo con platos, tetera y tazas de porcelana fina. No es recomendable pedir un Afternoon completo si el almuerzo fue abundante, ya que puede ser demasiado (existe la opción llamada Cream Tea que es menos abundante). Es posible encontrar variedades del Afternoon Tea, como el Champagne Afternoon Tea (con champgne).

A continuación, les mostramos los hoteles de lujo y salones de té especializados en el auténtico Afternoon Tea. La recomendación para todos ellos es ir con reserva previa.

THE RITZ

Este lujoso hotel es el lugar más reconocido para tomar el té en la capital del Reino Unido: representa la quinta esencia de la ceremonia del té de la tarde.

El lugar que nos imaginamos cuando hablamos de este tema y no solo porque lo hayamos visto en mil artículos, sino también por las referencias cinematográficas y el conocido salón Palm Court, en el que no es difícil ver algún rostro conocido disfrutar de un tentempié mientras escucha suave música en directo.

Además de una exquisita selección de pastelería y sándwiches, se puede elegir entre 18 variedades distintas de té y hasta deleitarse con un vaso de champgne, si la ocasión lo requiere.

Desde € 64 aproximadamente.
De lunes a domingo: 11.30, 13.30, 15:30, 17:30 y 19:30 horas.

FORTNUM AND MASON

Llevan más de 300 años vendiendo té, y son proveedores de la Casa Real. Expertos en el tema que no fallan ni en la selección que ofrecen ni con el acompañamiento más tradicional: una exquisita selección de sándwiches (se destacan los de pepino y de salmón ahumado), deliciosos scones horneados cada día exclusivamente para estos almacenes o al famoso pastel Battenberg que sirven desde el año 1926.

Desde € 55 aproximadamente.
De lunes a sábados, de 11:30 a 21:30. Domingos: desde las 12:00 hasta las 18:00 horas.

THE GORING

Un servicio con un precio un poco más económico que los anteriores pero sin perder ni un ápice de elegancia o desmerecer en el servicio con el que se presenta.

Así es el té de la tarde que ofrecen en este exclusivo hotel de lujo situado en la zona de Belgravia y que se vanagloria de servir lo más tradicional desde hace 100 años, durante los cuales se ha llevado varios galardones (Mejor té de las cinco de Londres de 2013, galardón que otorga el Tea Guild).

Desde € 49 aproximadamente.
De lunes a sábado: 15.00 y 16:00 horas. Domingos: 13.00, 14.00, 15.00 y 16:00 horas.

CLARIDGE’S

Uno de los sitios más emblemáticos de Londres, desde 1856, para tomar el auténtico té y rodearse además de personajes de la vida social de la capital británica, famosos actores y la propia realeza.

Un servicio muy tradicional, que combina el toque dulce con el salado y siempre dando prioridad a los productos regionales, como el salmón escocés, así como las frutas típicas de la estación. En ocasiones especiales, se puede acompañar el té con una copa de vino espumoso o de champgne.

Desde € 68 aproximadamente.
De lunes a domingos, desde las 14: 45 hasta las 17:30 el último servicio.