El nuevo polo gastronómico de Olivos se posiciona en la movida gourmet que atrae tanto a gente de la zona como de otros puntos de la provincia y la ciudad de Buenos Aires.

La Panadería de Pablo desembarcó en una cuadra de Olivos, donde también lo hizo la hamburguesería gourmet Carne. Ambos conviven en una manzana de la Avenida del Libertador con la heladería Lucciano ́s.

Del otro lado de Maipú, Asato sirve sushi con tradición japonesa. Varios metros atrás, a la vera del río, bares y algunos food trucks se suman y sellan el nuevo polo gastronómico de Olivos que, los fines de semana, se llena de gente.

CARNE

En Argentina, el premiado Mauro Colagreco decidió ir por lo simple: una hamburguesería que apuesta por la trazabilidad del producto. La carne es de pastura; los quesos son de Mauricio Couly, maestro quesero de la Patagonia; y los vegetales provienen de cultivos agroecológicos de huertas. Con una decena de ingredientes logran 64 combinaciones de hamburguesas. El público de carne son familias con hijos pequeños, adolescentes, grupos deamigos y hasta colegialas que acuden al local durante el break del mediodía en el colegio.

LA PANADERÍA DE PABLO.

Lo porteño se une con el Mediterráneo en este restaurante de Massey que nació en capital y que en Olivos sumó una panadería donde elaboran panes y pastelería. La cocina de Pablo se caracteriza por una cocina tradicional, de la escuela de Francis Mallmann. Los imperdibles son el pulpo español grillado con papines al pimentón y salsa romesco, la cazuela

de humita con langostinos y queso de cabra. Como principal, ojo de bife Black Angus, con chimichurri, crema de ajos asados y puré de calabaza ahumada. De postre, una geisha de dulce de leche.

THE PICK

Comidas ricas, saludables y rápidas para comer al paso al mediodía. Desayuno con café italiano, cenas, té con pastelería artesanal, aperitivo con tabla de quesos y fiambres, o los clásicos sándwiches y ensaladas, tiene una opción para cada hora. También, buenos vinos, fiel a su concepto de proveeduría gourmet.

LUCCIANO’S

Sabores de lujo elaborados con recetas italianas a base de productos importados y paletas customizablesa gusto son la clave del éxito de esta heladería marplatense que se expande por Buenos Aires, conocida como “la del helado más

Instagrameable”. La tentación es inmediata. El mostrador vidriado exhibe las texturas de los gustos de autor, el surtido de ice pops y cuenta con la tentadora propuesta de diseñar la paleta a gusto con baños de chocolates y toppings, que atrae a chicos y grandes.

Tienen cafetería (Nespresso) y pastelería, en el hipotético caso de que estos magníficos helados no te tienten!