Visitar Chateau Mercues en el sur de Francia, fue vivir nuestro propio cuento de hadas.

En las cercanías de Cahors, parte de una nueva región recientemente rebautizada como en su pasado medieval Occitanie, en una ruta gastronómica única en el mundo donde deleitarse con sus vinos, trufas, ostras y el inolvidable foi gras, se encuentra el Château de Mercuès.

Se trata de un castillo del siglo XIII convertido en hotel 5 estrellas, perteneciente al luxury group Relais & Châteaux, donde fuimos invitados a disfrutar sus comodidades, gastronomía, vinos e historia. Un hermoso chateau medieval en el pintoresco valle del Lot y los viñedos de Cahors, ofreciendo vistas excepcionales muy difíciles de superar….

En el medio de la campiña francesa, en la citada Occitanie, la ruta se enmarca con el preámbulo de lo que mucho más adelante serán los Pirineos y a medida que nos acercamos a Mercuès, se va haciendo cada vez mas estrecha y empinada, con curvas y contracurvas.

Pero esta adrenalina al subir y maniobrar entre precipicios tiene su premio. Tan sólo llegar a la cima y nos encontramos con un enorme castillo rodeado de jardines simétricos y detalladamente diseñados como hace 800 años.

Admiramos sin poder creer lo que teníamos delante: Un lugar que nos traslada a épocas de caballeros y doncellas, donde el entorno y la vista hacia el valle y el río te dejan sin aliento (más allá de la altura).

En la entrada luce la placa del grupo Relais & Châteaux como también la distinción de una estrella Michelin para su restaurant. Podemos decir que esto es sólo el principio.

Nos anunciamos y al decir nuestro nombre y apellido, un caballero que justo pasaba por allí se detiene a saludarnos y se presenta: Bertrand Vigouroux. Segunda generación de los propietarios de este castillo.

Luego de acomodarnos en nuestra distinguida habitación denominada “Syrah” (cada una lleva el nombre de una uva) nos encontramos con una nota de bienvenida y bombones, un sommier con un pillow altísimo, un baño revestido totalmente en mármol con detalles de calidad y tecnológicos para entender que este lugar es atemporal.

Bajamos a encontrarnos con Vigo que nos llevará a conocer su bodega subterránea donde descansan los vinos del Château de Mercuès y los del Château de Haute-Serre (ya hablaremos de él en otra nota, su segundo castillo….).

Allí descubrimos en sus relatos que estos vinos son Malbec! Toda una sorpresa. De allí en más nuestra uva fue un común denominador en toda la visita, y Vigo nos preguntaba sobre nuestros vinos y viceversa.

Luego de descubrir la historia del Château, cómo su familia lo había adquirido y como poco a poco se fue transformando en uno de los primeros Château hotel del grupo Relais & Châteaux, pasamos a degustar su gama de vinos top y su Champagne de uvas Malbec.

Vigo nos ofreció una charla y degustación privada, donde por primera vez probamos la uva Malbec francesa, en su línea Chateau de Mercues Malbec, con un Color intenso y profundo con sabores complejos de frutos rojos y grosellas negras en perfecta armonía con los taninos. Luego de nuestra extensa visita a Bordeaux, fue muy placentero reencontrarnos con sabores familiares en uno de los hoteles más bellos que hemos conocido con una majestuosa bodega subterránea.

LA HORA DE LA CENA.
LE DUÈZE RESTAURANT. Restaurant una Estrella Michelín.

Dentro de sus maravillosos salones, y con las mejores vistas de sus jardines y viñedos, tuvimos el placer de conocer las obras maestras de este restaurant, que rinde homenaje a la mundialmente famosa gastronomía de la región de Quercy, fundalmente basada en su pato, cordero y trufas negras, y desarrollada por el prestigioso chef, Julien Poisot.

Julien tiene una pasión por el “terroir”, una palabra que hemos escuchado cada día de nuestro viaje en estas tierras y cuyo gran respeto nos produjo constante admiración, más el talento para elegir los mejores productos y crear platos innovadores. Él nos comentaba: “Mi cocina es instintiva. Sobre todo, transformo el producto para que pueda expresar su naturaleza por excelencia y mejorarlo visualmente de forma natural”.

Y definitivamente logra su propósito.

Chateau Mercues fue una experiencia involvidable en todos sus aspectos, y una obra maestra para los amantes del vino, la alta cocina francesa, y de las experiencias de lujo más épicas del sur de Francia.

Más información: www.chateaudemercues.com