Disfrutar las obras de arte de sus platos en La Gran Maison en Bordeaux es ir más allá de los límites.

El placer de conocer al mundialmente famoso chef con sus restaurantes en Francia, Japón e Inglaterra, Pierre Gagnaire. Conversar con su gran enólogo francés que nos permitió degustar sus etiquetas más exclusivas. Y además, disfrutar la decoración escenográfica de esta mansión del siglo 19 en el corazón de Bordeaux, fueron los ingredientes necesarios para la noche perfecta de todo foodie visitando tierras francesas.

Hemos degustado desde el delicioso caviar de Aquitania, foie gras e infusión de langostinos ilustrados en estas pagínas, ostras heladas y aterciopeladas con tequila, cordero con salsa picante de yogur y tantas sorpresas en cada visita de los meseros a nuestra mesas. Fueron ellos quienes en forma simultánea, realizan la apertura de las campanas que traen cada plato donde aparecen deslumbrantes y seguras de sí, piezas de arte gastronómicas.

Con un menú de cuatro pasos, donde la creatividad, calidad y combinaciones tan inexplicables como exquisitas, no dejaba de sorprendernos, llegó el momento de conversar nada menos que con Pierre Gagnaire, el mundialmente famoso y galardonado chef .

Aquí nos adentramos tanto en su mundo y como en sus sueños :

¿Cómo fueron sus comienzos y sus maestros inspiradores para iniciar este camino en la alta cocina francesa?
Fue curioso que al principio en realidad no me gustaba este trabajo. Sin embargo me he sentido muy inspirado por Alain Chapel, Freddy Girardet y Paul Bocuse.

¿Cuáles fueron las principales características de tu primer restaurant en Saint Etienne que posibilitaron tu gran expansión?
Yo creo que el lugar fue extremadamente innovador para ese momento. En realidad era bastante pequeño, la cocina (muy importante este punto) estaba en la planta baja al igual y tenía un tamaño muy confortable. Esta primera experiencia ha sido para mi un laboratorio.

¿Cómo definiría su trabajo y su filosofía?

Honnêteté, sincérité, respect des hommes et des produits. No tengo límitaciones respecto a los productos que utilizo. Un plato puede estar compuesto por diferentes ingredientes ya que no sigo ninguna doctrina. Sólo el placer cuenta.

En nuestra privilegiada experiencia personal en su restaurant en la ciudad de Bordeaux, nosotros tuvimos mucho más que excelentes platos, pero sobre todo, arte y emociones.

Me alegro mucho. Lo que han visto y experimentado en Bordeaux, también podrán experimentarlo y verlo en Londres, París y Tokio.

¿Cómo cree usted que su trabajo ha ido evolucionando a través de los años, y qué es lo que usted trata de transmitir a los clientes que visitan sus restaurantes de todo el mundo?

Lo más importante, en mi opinión, es prestar atención a los detalles, ser serios en el trabajo de todos los días, definitivamente no copiar y no ser obsesivo por la impresión que una comida pueda crear.

¿Cuáles son sus próximas metas tanto para su negocio como para su vida?
Mi principal proyecto es mantener siempre la calidad en todos los restaurants que están operando bajo mi nombre, como también asegurarme que los equipos de trabajo estén contentos y bien cuidados.

Más información:

www.lagrandemaison-bordeaux.com