Asomado al mar, con los Alpes a la espalda e Italia a solo unos pasos se encuentra el multipremiado Mirazur, del chef Argentino Mauro Colagreco.

Entre las montañas y al pie del Mediterráneo, el pueblo de Menton aloja a Mirazur, el mejor restaurante de Francia y el sexto mejor del mundo, según el ranking The world’s 50 Best Restaurants. Ese escenario idílico, sus jardines y su huerta son la clave de una cocina inspirada. “La gente llega y se le da una carta donde sólo figuran la cantidad de pasos y el precio. Después se le consultan sus gustos o si tiene alergias y con esos datos se define el menú. Cambiamos los platos todo el tiempo. Lo único que se repite siempre es el inicio. Sirvo un pan para romper con las manos y compartir. Es una receta de mi abuela Amalia y viene acompañado con ‘Una oda al pan’ de Pablo Neruda”, explica su dueño, el chef argentino Mauro Colagreco.

Mirazur es hoy el primer embajador de Francia en el prestigioso certamen internacional The World’s 50 Best y tiene 2 estrellas Michelin. Personajes públicos internacionales se emocionan cuando Mauro los saluda en su mesa.

El chef es Chevalier des arts et des lettres, Gran Chef Relais & Châteaux y fue premiado por la Academia Argentina de Gastronomía. Protagoniza reality shows culinarios, es respetado por sus pares del mundo y encara emprendimientos gastronómicos interesantes. Sin embargo, no perdió la humildad. Trabaja entre 14 y 16 horas por día. Disfruta de su restaurante y de su maravillosa huerta mediterránea.

Mirazur es un palco privilegiado que ofrece un escenario de belleza. Sus mesas son esenciales. Madera a la vista. Sin mantel. Los platos, de 4 menúes disponibles, rotan constantemente.

Las sardinas crocantes (su diminuto espinazo) interactúan con minúsculos cubitos confitados de limón de Mentón, dulces y ácidos a la vez, y unas alcaparras suaves y punzantes. Es una amuse-bouche que revela cómo los contrastes de texturas y sabores serán un fil rouge permanente, que no afloja en ningún plato. La remolacha Crepaudine es una variedad antigua que descansa meses después de la cosecha, antes de ser utilizada. Cocinada a la sal, regala láminas carnosas acompañadas por crema de leche y caviar Scherenkii en notable equilibrio. Dulce, salado, sabor a tierra, terneza y cremosidad se unen en una fiesta entre simpleza y aristocracia.

El Naranjo en Flor es un homenaje a la Argentina. Unión entre el azafrán de St. Joseph de Sospel, una espuma de almendras y un sorbet de naranja que ofrece placer intenso. El carrito de los quesos es emocionante, el pan adictivo, la carta de vinos meticulosa, y el personal de salón y recepción no podría ser más cordial y profesional.

Mirazur
30, Avenue Aristide Briand, Menton, Francia. Tel: +33 (0)4 92 41 86 86
Reservas: reservation@mirazur.fr