Llenos de expectativas, visitamos Japón, y comprobamos que las aparentes barreras que suponen el idioma, la cultura, y la distancia geográfica no son impedimento para disfrutar al máximo de este destino único.

Es complicado describir todas y cada una de las sensaciones que vivimos durante nuestro viaje a Japón, por lo que nuestra mejor recomendación es vayan a conocerlo. La experiencia de adentrarse en la cultura nipona es más accesible de lo que parece. Japón es uno de esos destinos soñados por muchos viajeros y un país que supera con creces todas las expectativas.

Son muchas las cosas que nos diferencian, tantas como las razones para conocer este país. Las facilidades que tiene el turista para manejarse son enormes: la distancia geográfica y cultural se no son son ningún tipo de problema.Sus puntualísimos transportes, pedir información, comer en un restaurante, alojarse en un hotel y caminar por sus calles es muy simple. Y todo eso se debe a la hospitalidad de un pueblo con una educación exquisita. Nunca en ningún rincón del mundo hemos sentido la tranquilidad que nos brindó Japón. Tranquilidad que va más allá de todo lo relacionado con la seguridad.

Pero la seguridad es otro tema a destacar. El estudio de The Economist Intelligence Unit vuelve

a situar Tokio como la ciudad más segura del mundo en 2017.

Tokio, con más de 9,3 millones de habitantes es la ciudad más segura a todos los niveles. Tiene una baja tasa de criminalidad, puesto que no hay ataques terroristas; aunque en temas de seguridad personal está en el cuarto puesto.

Lo mejor para hacer en Tokio es caminar y dejarse llevar por lo que llama la atención. No importa el lugar en el que estemos, siempre vamos a encontrar algo interesante y siempre vamos a estar cerca de alguna estación de tren o metro para ir a otro lado. Lo ideal es dedicarle varios días, no solamente el de llegada y el de partida. Tokio es una ciudad fascinante.

CUANDO VIAJAR

Viajar a Japón es un placer en cualquier época del año. Tanto el verano, el otoño, el invierno y la primavera son grandes momentos para hacerlo. Y es que en cada estación del año Japón nos sorprende con algo único. Así que en este caso, estad tranquilos.

También es importante conocer los eventos principales de cadaestación: Cerezos en primavera, calor y humedad pero con maravillosos matsuris en verano, hojas rojas en otoño, nieve y decoraciones navideñas en invierno. En Japón hay algo especial en cada época del año.

Las épocas más recomendadas y populares para viajar son primavera (marzo-mayo) y otoño (septiembre- diciembre). La primavera japonesa es famosa por el florecimiento de los cerezos y el clima cálido, y el otoño tiene unos colores impresionantes. Hay que tener en cuenta que son las temporadas altas, así que hay muchos turistas y el alojamiento se agota más rápido. El verano coincide con la época de lluvias, hay mucha humedad y la temperatura llega a 35 grados. El invierno es frío y suele nevar bastante, aunque no en todo el país.

TRANSPORTE

El sistema de transporte japonés es excelente: hay mucha frecuencia, es muy puntual, cómodo y limpio y se puede llegar a cualquier

PARA TENER EN CUENTA

• En Japón es más común pagar en efectivo que con tarjeta de crédito. Hay muchos lugares (alojamientos, restaurantes, negocios, estaciones) que no aceptan tarjeta, así que hay que asegurarse de tener bastante efectivo siempre, incluso en Tokio.

• Muchos cajeros automáticos no funcionan con tarjetas que no sean japonesas, así que lo mejor es probar en los cajeros/ ATM de locales como 7-Eleven o los de las oficinas de correo, que suelen aceptar tarjetas internacionales.

• A diferencia de casi todos los países del mundo, el cambio que dan en el aeropuerto de Tokio es muy bueno, por lo que se puede cambiar dinero apenas de aterriza. Lo mejor es cambiar de dólares o euros a yenes.

• A casi todos los precios se les agrega un impuesto del 8%. En algunos negocios se devuelve por ser turista (es necesario buscar los tax free counters y llevar el pasaporte siempre encima para pedir la devolución).

lado en pocas horas. Eso sí: no es económico y será uno de los gastos más grandes del viaje. Hay demasiadas opciones, tantas que a veces puede resultar confuso.

El tren es el medio de transporte más usado por turistas y locales, y fue también el que elegimos nosotros para movernos por el país. Hay varias redes de ferrocarriles, aunque la más extensa y usada es la que se llama JR (Japanese Railways). A la vez, dentro de la red JR hay varios tipos de trenes y servicios.