Junto al misterioso canal Savute, descubrimos un lujoso oasis que es la base perfecta para adentrarse en las maravillas del Parque Nacional Chobe.

Desfile de elefantes a través de las planicies con el amanecer de Botswana de fondo. Depredadores cuyos pasos dejan nubes de polvo. Bandada de aves que se acercan a las tormentas. La puesta de sol crea un sorprendente cielo color rosa. Con elegantes y cómodas habitaciones de tiendas de campaña, banquetes de delicias locales y campamentos perfectamente posicionados para observar la naturaleza, este safari de lujo está empapado de la magia de la sabana.

Safari de lujo

El Belmond Savute Elephant Lodge es un campamento atemporal de exploradores que late con el pulso del África salvaje. Este rincón de Botswana se ha asociado con los mejores exploradores del mundo, incluido David Livingstone, para ofrecer experiencias inolvidables.

Un escondite único al atardecer o al amanecer, con vista al abrevadero desde el que se pueden ver elefantes, hienas y guepardos en su ambiente natural; para luego encontrar la calma con una bienvenida serena en la habitación, increíblemente ambientada. Los interiores contemporáneos reflejan los tonos tierra del desierto, mientras que las características de diseño ecológico lo mantienen en armonía con el impresionante paisaje.

Elevadas sobre plataformas de madera, cada habitación ofrece vistas impresionantes a través del cambiante ecosistema. Un salón al aire libre ofrece relajación después del safari mientras oímos a las ranas croar. Si nos acostamos en uno de sus cómodos sillones, podemos ver frecuentemente a los animales paseando por el abrevadero.

La hora de la cena es el momento en el que las estrellas nos guían hacia una fogata en la denominada “Boma”: una experiencia gastronómica única que combina delicias africanas con ritmos conmovedores, todo bajo el cielo de la sabana en un ambiente de lujo perfecto. Por momentos, es casi imposible creer que una mesa tan cuidada y unos platos tan exquisitos estén rodeados de selva y animales salvajes.

LA HISTORIA

Cuando David Livingstone exploró el área en 1851, describió el Savute como un pantano. Desde entonces, el Canal alterna entre fluir libremente y secarse. Esta parte del Parque Nacional ha sido prohibida para los seres humanos durante décadas, a excepción del área alrededor de nuestro campamento de safari. La posición no tiene rival; el drama de la naturaleza se desarrolla en su escenario privado.

Más información: