Una visita a nuestro querido sur fue la ocasión perfecta para disfrutar de un galardonado refugio de montaña.

Llegar a Villa La Angostura desde los 70 kms que nos separan desde el aeropuerto de Bariloche, ya es un paseo en si mismo. La Angostura es una zona de lagos, ríos y montañas rodeada de bosques que tiene bien ganado el apodo de Jardin de la Patagonia.

En este pueblo tranquilo en el corazón de la Patagonia, encontrarnos con Luma fue sumergirnos en un lugar mágico que vale la pena relatar y recomendar.

Luma casa de montaña, es un hotel boutique con un aire a villa toscana que nos dejó impactados al llegar tanto por su decoración como por sus vistas inigualables. Innumerables detalles nos mostraron que cada rincón esta pensado con estilo y dedicación, pero también con un cariño irrepetible.

LUMA PATAGONIA, UN REFUGIO DE MONTAÑA BBH

El lugar es perfecto para todas las estaciones del año. Disfrutamos de su gran Spa tan exclusivo como glamoroso, cuyas fotos les trajimos en estas páginas. Un espacio donde el fuego y el agua conviven en armonía. El calor del hogar encendido junto a la piscina climatizada in-out invitan a relajarse y disfrutar del paisaje. Masajes, variadas terapias y tratamientos corporales para lograr el equilibrio deseado entre mente, cuerpo y alma, son posibles en este exquisito lugar. El sauna y la ducha escocesa son recorridos casi obligatorios de este placentero SPA.

Luma nos cautivó con sus inmensas suites, cada una de un color diferente, con estucos, pisos calcáreos, y puertas de madera antiguas.

La partida de este encantador boutique hotel, premiado como el Best New Small Hotel Design in Argentina por International Hotel Awards, nos dejó

suspirando de añoranza. Hemos descubierto nuestro lugar en el sur argentino.

Sin dudas, un refugio único para una escapada inolvidable.

www.lumapatagonia.com.ar