Saliendo de las cientos de ciudades turísticas españolas, encontramos un grupo de pueblos que poseen una enorme belleza. Lugares llenos de magia y encanto que merece la pena descubrir.

Lleno de contrastes, España es un país que posee lugares poco conocidos que son verdaderas joyas. Su costa, la gastronomía, el buen clima: son muchas las razones por las que recibe miles de turistas. Sin embargo, hay lugares poco turísticos que son una verdadera maravilla y te invitamos a descubrir.

Estos destinos albergan una gran belleza paisajística e histórico-artística, y son frecuentados casi exclusivamente por los residentes de su comunidad y unos pocos viajeros experimentados que decantan por los pueblos desconocidos de España, alejándose de los circuitos turísticos tradicionales. Estos lugares no son frecuentados por el turismo, tal vez por estar alejados de las rutas más conocidas o también porque al estar muy cerca de algún lugar muy famoso, pasan desapercibidos por la gran mayoría de visitantes.

EL CAMINITO DEL REY – Málaga

A lo largo de este recorrido por los pueblos desconocidos de España hemos podido ver que la mayor parte de los pueblos destacan por su belleza natural y este es un ejemplo: se trata de un paso construido por las paredes del acantilado de Los Gaitanes, en Málaga. Toda una experiencia hecha para aventureros.

CASTELLFOLLIT DE LA ROCA – Girona

Este pueblo catalán se destaca por sus casas colgantes al borde de un acantilado. Las condiciones naturales muy poco habituales hacen de este pueblo un rincón muy llamativo de Girona.

Además, en este pueblo está la única cantera de basalto que se encuentra activa en España.

UREÑA – Valladolid

Este pueblo es uno de los tantos que tienen encanto pero que son desconocidos de Castilla y León, la tierra de la Ribera del Duero. Ureña tiene, además, la categoría de Conjunto Histórico-Artístico desde 1975, principalmente porque posee una muralla del siglo XIII que es considerada de las mejores conservadas. No sólo esto sino que también posee preciosas calles de trazado medieval. Todo esto lo convierte en un pueblo amurallado con espectaculares vistas.

EA – Bizkaia

El diminuto Ea es no solamente el pueblo con el nombre más corto de España, sino también el más angosto: apenas una o dos calles en paralelo al pequeño río que le da nombre.

En Ea todo es diminuto y encantador. Tiene un minúsculo puerto que sólo tiene agua cuando la marea está alta, y en el que la embarcación más grande apenas cuenta con cuatro metros de eslora.

ORBANEJA DEL CASTILLO – Burgos

Burgos, con su magnífica capital como estandarte, guarda entre sus rincones este pueblo desconocido que todo amante de la naturaleza debe conocer: una combinación de vida construída por el hombre junto con la vida de la naturaleza en su máxima expresión.

Un pueblo espectacular por sus casas de cuento atravesadas por el agua y sus estrechas calles medievales.