EN TODAS SUS FORMAS, EL ARTE ESTUVO PRESENTE DESDE MUY PEQUEÑA EN LA CASA DE SOFÍA OBARRIO, NUESTRA ARTISTA DEL MES. INFLUENCIA FAMILIAR INCONSCIENTE QUE ELLA SUPO APROVECHAR.

Sofía tiene 24 años, nació en Buenos Aires en una familia muy numerosa siendo la menor de 6 hermanos. Su casa es de esas que las que siempre hay visitas, algún que otro instrumento sonando y mucho movimiento. El arte siempre estuvo en el aire ya sea en forma de música, pintura o diseño. Dos de sus hermanos son diseñadores y su papa dibujó y pintó durante mucho tiempo dedicándose finalmente a la restauración. Además del arte, la música siempre estuvo presente: en su casa se podían encontrar sonando desde guitarras hasta baterías y trompetas. Sin duda todo eso influyó mucho a lo que son sus intereses de hoy, y lo agradece.

Fue a un colegio sin orientación artística y al finalizar, dudó entre paisajismo (es además una amante de la naturaleza) artes visuales (bellas artes) o algo

relacionado al diseño o decoración; y finalmente optó por seguir los pasos de su papá y siguió la carrera de Artes Visuales en el IUNA, actual UNA.
“Todos me advertían que el camino del arte era uno difícil, que la carrera era larga, que de qué voy a vivir y muchas cosas más, pero decidí hacerla igual. Y no me arrepiento. Es una carrera lindísima, larga pero vale la pena. ”

Al principio de la carrera no tenía idea cual era la temática que más la movilizaba a la hora de ponerse a dibujar.Simplemente dibujaba sin ningún tipo de concepto detrás y eso la aterraba un poco. La facultad y el paso del tiempo la ayudaron a encontrar lo que realmente le gustaba hacer: simplemente debía unir dos intereses muy fuertes que tenía. “Desde que

tengo conciencia tuve una devoción muy grande a la naturaleza y eso obviamente en algún momento se tenía que manifestar en mis dibujos. Así es como hoy disfruto creando mis dibujos con tinta de escenas de plantas, flores y arboles teñidas de un tono oriental”. Me encanta el mundo oriental, desde su ideología hasta su estética. Tienen una manera de ver el mundo muy diferente a la que estamos acostumbrados por acá, y es por eso que vuelvo constantemente a esa estética a la hora de producir. Más allá de que me atrae visualmente, su filosofía de vida muy conectada con la naturaleza es fascinante. Siempre digo que deberíamos aprender tanto de ésta cultura como de la propia naturaleza; a estar menos a las corridas, a escuchar más nuestro cuerpo, a estar más en sintonía con ella.

Sofía participó de algunas exposiciones tanto individuales como colectivas con otros artistas, en su mayoría en encuentros que mezclan lo que es lo social con lo artístico o cultural. Hoy en día se da mucho ese tipo de eventos, que le da la posibilidad a los artistas que recién estan comenzando a mostrar lo que hacen mientras que disfrutan una salida con amigos; es algo diferente e interesante.

Actualmente está plenamente enfocada en terminar las últimas materias de la carrera que, si todo sale como lo planea, el año que viene dará el último paso que es escribir la tesis y lanzarse de lleno al mundo del arte.

Más obras en http://ppopi.tumblr.com/