Croacia cuenta con más de 1.700 kilómetros de costa bañados por el mar Adriático y más de 1100 islas para explorar. Hoy te proponemos zarpar desde sus puertos y descubrir desde otro ángulo las joyas históricas medievales como las ciudades de Split, Dubrovnik y Trogir.

Croacia tiene un encanto particular que hace que sea uno de los países más hermosos de Europa. Su impresionante naturaleza combinada con precios realmente accesibles la convierten en un gran destino turístico.

Es conocida sobre todo por su costa y sus parques naturales en el continente, sus playas y por las más de 1.100 islas que tiene, algunas de las cuales están deshabitadas. En los últimos años la tendencia es recorrerla a bordo de pequeños cruceros exclusivos que recorren las principales ciudades e islas. Estos cruceros son para 25 pasajeros cómo máximo, con la libertad de manejar los horarios como uno quiera ya que los barcos anclan en los puertos y solo se usan como hospedaje y transporte. Los más osados, alquilan el barco en forma privada y se lanzan a hacer el recorrido solos y trazar el itinerario a su antojo. Con un carnet de timonel se puede acceder a alquilarlo, o bien contratarlo con un capitán.

Nosotros hicimos una ruta circular partiendo del puerto de Split, en 7 días. El centro de la histórica ciudad de Split fue declarado Patrimonio de la Humanidad y tiene reminiscencias romanas y venecianas. Sus características calles forma de laberinto conducen a la plaza Republike, de estilo renacentista, y a la iglesia románica de San Lorenzo. El puerto de Split es uno de los más importantes del país y es ideal para comenzar un viaje en barco.

La siguiente parada fue en las islas de Lastovo y Mljet, que cuentan con una naturaleza casi virgen y playas poco concurridas para descansar al sol. En Lastovo se encuentra la bahía de Zaklopatica, una de las más hermosas de la isla, perfecta para fondear con el barco y practicar snorkel. La isla de Mljet es un parque natural protegido en su totalidad. La parada obligatoria es la pequeña localidad costera de Okuklje: una bahía aislada del viento que cuenta con numerosos restaurantes con especialidades de pescado y mariscos a los que se puede llegar directamente en barco, tirar el ancla, y descender ahí mismo en la bahía.

La siguiente parada era para nosotros la más “conocida” porque era la que más habíamos escuchado nombrar: Dubrovnik, también conocida como la “Perla del Adriático” por su gran riqueza histórica y artística. La gran muralla que rodea la ciudad cuenta con 16 torres con unas vistas increíbles de la ciudad. Caminar por el barrio antiguo de Stari Grad para descubrir los numerosos palacios, iglesias y museos es la mejor manera de conocerla. Aquí nos quedamos dos días para poder recorrerla. Disfrutamos sus paisajes y su gastronomía. De día recorríamos sus calles y por las noches descansábamos en nuestro barco que nos esperaba en el puerto.

El quinto día seguimos viaje hacia la isla de Korcula. Esta isla es conocida por su preciosa villa medieval y las más de 200 calas y cuevas que se pueden descubrir en barco en su parte sur. Bucear en Korkula por sus numerosas cuevas es un plan único.

El último (¡y gran!) amarre fue en el puerto de la isla de Hvar, conocida por tener las mejores playas de Croacia y la vida nocturna más animada. Las playas de arena blanca de la isla están rodeadas de pinares y bosques, una de las razones por las que Hvar se convirtió en una suerte de segunda Costa Azul del Mediterráneo donde muchos pasean sus yates. La isla cuenta con numerosas playas naturistas, como la de Zecevo y los famosos chiringuitos de playa para comer o tomar alguna copa. Las mejores vistas de la isla se disfrutan desde el Fuerte de Napoleón, el punto más alto de la isla.

Sin dudas, Croacia es un país fantástico para disfrutar del mar. Cada lugar que visitamos está bañado por aguas cristalinas y un imponente paisaje. Si estás pensando en Croacia como tu próximo destino, el clima es maravilloso para disfrutar de buenos chapuzones desde la primavera hasta bien entrado el otoño.

Más información: www.croatia.hr/es-ES