Buenos Aires sucumbió ante los sabores y el exotismo asiático, y en el último año, se multiplicaron las opciones de esta cocina colorida, aromática y fresca que no deja indiferente al público porteño.

Bares, restaurantes, cantinas y hasta parrillas asiáticas; todo vale en este boom gastronómico que se ganó el paladar de los porteños, y que cada vez más eligen degustar ramen, pad thais, dumplings y currys en lugar de una cerveza con cerveza artesanal (el boom 2018, que ahora nos parece tan lejano pero fue hace tan poco!). Te contamos cuáles son los lugares que causan sensación para que puedas transportarte a Asia a través del sabor, pero muy cerca de casa.

EL QUINTO.

En el límite del Chinatown, es una de las propuestas más cancheras. No sólo por su decoración contemporánea y minimalista sino por su puesta en escena: una cocina abierta, el concepto de mesas compartidas y una barra para disfrutar tapas inspiradas en Asia acompañadas de deliciosos cocktails. Su carta ofrece un mix de sabores de Indonesia, Tailandia, Japón y Corea.

Av. del Libertador 6248, Belgrano

NIÑO GORDO

El hit de la temporada. Y es que su ambientación te invita a gritos, y al entrar, sus sabores confirman que fue una excelente elección. Es una parrilla asiática, combina platos típicamente argentinos como un bife o mollejas, con salsas y marinados típicos de Japón, Tailandia, Vietnam, China, Corea y Taiwán. También hay delicias clásicas con una vuelta de rosca como los dumplings de pato o de tofu y hongos shiitake. La barra del lugar también se destaca con creaciones como Pequeño Oso Satánico, con Jack Daniel’s, makgeolli (una bebida alcohólica coreana a base de arroz), miel de dátiles, menta y Liquor extra bamboo.

Thames 1810, Palermo.

MIRUTAKI.

Un ambiente distendido con barras de madera clara y algunas mesas altas para dos. Su ambientacion incluye una pared con una secuencia de ilustraciones que muestra cómo comer el ramen de un cuenco. Su propuesta incluye niguiris y sashimi que elaboran con pez limón, besugo, lenguado, atún, salmón, langostinos.

Ángel Carranza 2339, CABA.

TANDOOR.

Su carta es una asombrosa selección de las más de seis mil recetas que conviven en la India. Sus mozos usan el sherwani (traje típico que se usa para casamientos), entre candelabros y telas de seda bordadas a mano que cuelgan de las paredes. Todas las especias, como el comino, cardamomo, canela y clavo de olor son traídas de la India. El respeto por la receta de cada plato es la clave de este lugar, una oda a la cocina india.

Laprida 1293, CABA.

OPIO GASTROPUB.

Este gastropub recrea el estilo callejero del sudeste Asiático, para comer al paso en los puestos de Vietnam o Tailandia. Una cocina a la vista de la barra y una gran mesa comunitaria en la que se pueden disfrutar currys, snacks, ensaladas, sopas y sándwiches asiáticos.

Honduras 4415, Palermo.