Se llevó a cabo una nueva edición de la Feria Masticar, y tuvimos acceso a la trastienda donde vimos el trabajo de los equipos de cocina para un evento de miles de personas que ya es un clásico de la cocina argentina.

Como todos los años desde 2012 se realiza en la ciudad de Buenos Aires la Feria Masticar, el evento gastronómico más importante del país. Muchos sabrán de qué se trata y para los que no, va una breve descripción. Masticar es una feria de gastronomía organizada íntegramente por cocineros, que se nuclearon en lo que llamaron ACELGA (Asociación de cocineros y empresarios ligados a la gastronomía argentina).

La idea de la feria es simple, una celebración de 4 días que tiene como principal objetivo poner en valor la cocina argentina, y darle a los visitantes la posibilidad de tener

contacto directo con cocineros y productores, que cuenta con un escenario principal donde se dan clases de cocina y los principales restaurantes elaboran un menú especial para la feria, y se pueden conocer productos de todos los rincones del país en el sector de mercado. Cabe destacar que a pesar de ser la octava edición, la feria está mejor que nunca, y eso se refleja en el hecho de que este año batió su propio récord de visitantes, superando las 150.000 personas a lo largo de 4 días.

El gran atractivo de Masticar son los puestos de comida, donde los chefs famosos y los mejores restaurantes preparan 3 o 4 propuestas. Este año, lo más celebrado de la feria fueron las parrillas de La Cabrera y Don Julio, y la cocina peruana de Tanta, con Anthony Vázquez al mando del despachando de porciones de cebiche clásico. El foodtruck de Los Petersen también suele estar entre lo más visitado de la feria. Y los preferidos del público fueron el hummus y falafel de Tomás Kalika, las bombas de papa con alioli de Alo ́s, los agnolotis de cordero de Basa, el curry de garbanzos y cordero de Café San Juan, el mbejú de Narda Comerdor, el waffle de Compañía de Chocolates; y entre lo mas excéntrico la pata de gallina en su caldo que ofreció Tegui, y las ostras de Crizia. Se sumaban los puestos de bebidas, con las mejores bodegas del país y bartenders como Inés de los Santos ofreciendo sus creaciones.

Hay que tener en cuenta la dificultad que implica montar en una feria cocinas que puedan despachar platos a tiempo y en el punto justo para abastecer a cerca de 40.000 personas por día. Estamos hablando de equipos de cocina muy grandes, y con mucho trabajo previo de preproducción.

En la parte de atrás del puesto de Narda Comedor habría mas de 20 personas y tres parrillas diferentes con chapas donde se hacían huevos a la plancha, crocantes de mandioca y se cortaban vegetales. Lele de Café San Juan estaba al mando de los fuegos detrás de su puesto, donde había una cocina económica de hierro casi al rojo vivo, una parrilla de tres niveles con carnes y un caldero gigante alimentado con quebracho donde prepararon el curry de cordero y garbanzos.

Las cocinas de los puestos de parrillas estuvieron entre lo más vistoso del detrás de escena, como los 100 vacíos a la cruz que se estaban asando detrás del puesto de Don Julio entre maestros asadores que se protegían del humo con máscaras y pilas de quebracho y espinillo. Por momentos los puestos de comida tenían mucha gente y estos equipos de cocina funcionaban como orquestas para despachar cientos de pedidos y que todos salieran perfectos y a tiempo. Ser testigos de este trabajo fue un verdadero privilegio, y poder probar todos los platos nos ayudó a entender la magnitud y la calidad de la feria.

Atrás quedaron las dificultades de las primeras ediciones donde se generaban amontonamientos de gente y largas filas para cambiar dinero. La organización de la feria mejora en cada edición y todo está pensado para vivir una experiencia única. Masticar está al nivel de los festivales de música, donde a lo largo de 4 días hay diferentes cosas para recorrer y donde todo el tiempo está sucediendo algo interesante. Es el gran festival de la cocina argentina y siempre nos reafirma la idea de que comer rico hace bien.

Por: Life is Good

www.instagram.com/lifeisgood.bue