Es el rooftop del momento, del que habla todo el mundo, “el de las batas rojas en invierno” que vemos en las fotos que sus visitantes suben a las redes sociales. Y es que es inevitable compartir esas fotos, con una inmejorable vista de Nueva York.

Nueva York se vive de día y de noche. Hay que caminar calles y avenidas, recorrer parques, subir a rascacielos, entrar en museos, hacer shopping y contemplarla desde arriba mientras se disfruta un buen trago. Para eso, nada mejor 230 Fifth, una de las Terrazas-Jardín más grande de Manhattan.

Como su nombre lo indica, este rooftop está situado en el No230 de la 5a avenida. Al llegar, es necesario tomar el ascensor hasta el Bar. Lo primero que encontramos es el lounge interior, con una ambientación increíble, llena de enormes sofás y con muy buenas vistas, aunque a decir verdad, pese a lo agradable que es, suele estar bastante vacía porque todos los que visitan este lugar prefieren seguir subiendo.

Una escalera nos lleva directamente a la terraza. Esta si siempre está llena de gente, en su mayoría turistas porque es el lugar del momento, pero encontrar una mesa no es complicado: el personal es muy amable y suelen encontrar rápido una ubicación disponible.

El lugar tiene cierto encanto: palmeras, luces de colores y música de fondo; pero está claro que las vistas son las que tienen todo el protagonismo ya que se encuentra frente al Empire State Building, que de noche, iluminado, impacta aún más.

Tragos y cena por la noche o brunch los sábados y domingos. Por la noche, el menú consiste en ensaladas, hamburguesas y platos más elaborados entre los que se destacan los lobster rolls. El brunch de los fines de semana es buffet donde se puede elegir entre una gran variedad de opciones típicas americanas. Esta terraza está abierta todo el año, incluso en invierno. Cuando el frío es demasiado, te prestan una de sus famosas batas rojas para que puedas seguir disfrutando de la maravillosa vista, y en verano, grandes sombrillas te mantienen protegido del sol abrasador.

Está abierto todos los días entre las 4 de la tarde y las 4 de la madrugada (a la noche es exclusivo para mayores de 21 años). A partir de las dos de la madrugada no se permite el acceso de nuevos clientes. No se sirve comida pasadas las 12 de la noche. Los sábados y domingos se sirve un brunch entre las 10:00 y 16:00 horas.

230 Fifth Ave, Manhattan, NY 10001. www.230-fifth.com